, , ,

“DESACOPLE” y PRECIOS de los ALIMENTOS en tu MESA

Lo que tenés que saber


Mientras la pandemia desnudó la importancia estratégica, que en la agenda de los estados posee la seguridad alimentaria, aquí nos desgastamos debatiendo si es una maldición o bendición exportar lo que el mundo le preocupa. Verano cálido en agroalimentos.  ¿Qué está pasando?  ¿Es necesario “desacoplar” los precios internos de los internacionales? Lo que tenés que saber sobre los precios de los alimentos que llegan a tu mesa.

1) ¿Qué brecha existe entre el precio que pagás por tus agroalimentos y el que recibe un productor?

El sector de Economías Regionales de CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), desde el 2016 calcula el Índice de Precios Origen Destino (IPOD) que es un indicador que mide las distorsiones, que multiplican  por varias veces los precios de los productos agropecuarios, desde que salen del campo, hasta que llegan al consumidor.

De acuerdo a su comunicado de prensa del 10 de enero, podemos concluir que en diciembre 2020  todos los argentinos pagamos en góndola 4,68 veces el precio que recibió el campo, con una suba mensual de 8,6%. 

Por las frutas y verduras pagamos 5 veces más, y por los alimentos relacionados al sector ganadero 3,4 veces.

Si te interesa profundizar más y querés sorprenderte, te aportamos el detalle completo resaltándote los productos de origen ganadero.

IPOD – Indice de Precios Origen Destino – Centro Economías Regionales – CAME-informe diciembre 2020

Como podés apreciar, en el sector ganadero los productores de leche y cerdo, son quienes menos participación tienen en el precio del producto final.

Profundicemos en leche  

¿Qué precio pagamos por la leche en Argentina comparándonos con otros países? 

Te comparto información de  twitter en @dairylando  donde podrás observar, está por debajo de otros países del mundo y apenas por encima de Brasil y Colombia

Por el otro lado,  esta misma fuente comparte, que en precios constantes nuestros  tamberos perciben casi un 7% menos que hace un año, ya que el aumento de su precio estuvo por debajo de la inflación.

Como metafóricamente expresa, nuestra referente productora  Andrea Passerini, “las vacas comen dólares y les ordeñamos pesos”

¿Y en carne? 

De acuerdo al economista Federico Mall, director de Ecolatina expresó en nota en Infobae  que en pocos países la carne es tan barata como aquí. Sobre 103 países que releva  Numbeo, Argentina ocupa el lugar 99.

En Alemania un ojo de bife sin hueso ronda los $ 8.000 el kilo, y con hueso entre $ 2.000 y $ 4.000.

2)¡VAYAMOS AL GRANO!   ¿Es necesario “desacoplar” precios?

Si no sos del campo, te informo que los precios locales e internacionales ¡ya están desacoplados por los controvertidos derechos de exportación (impuestos a la producción así ese grano no se exporte ya que descuentan de precio), y que gracias a Rusia, este año dejamos de ser los únicos en el mundo que los aplicamos. 

Si consideramos la distorsión que provoca las restricciones cambiarias, y diferenciales de paridad que se queda la industria,  un productor argentino recibe respecto al precio internacional un 35% del valor de la soja, un 48% del trigo y un 47% del maíz, tal surge de una excelente columna compartida en Canal Rural por Carlos Etchepare  y que gráficamente queda más claro que el agua:

Al 14/01 de acuerdo a Minagri el FAS teórico en soja es de $ 32.705, sin embargo de acuerdo a SIO granos el valor promedio que se  le está pagando  al productor es de $ 30.054 ,  ¡31U$s  menos! 

CONCLUSIÓN: El desacople YA existe,  y siempre es a costo del productor.

3) ¿El tema está cerrado?

El viernes “Repensarnos y actuar diferente” en la sección informes para pensar en salvadrodistefano.com.ar, te demostrábamos que la suspensión a las exportaciones de maíz dispuestas por el gobierno el 30 de diciembre, carecía de sustento. 

Finalmente, el 13/01 el Ministerio de Agricultura, decide eliminar tal restricción , y el sector decide levantar la medida de fuerza de cese en la comercialización,

Sin embargo el frente sigue abierto, por algunas señales que paso a detallarte: 

  • El comunicado del Ministerio que expresa la necesidad de “desacoplar” los precios internos con la dinámica de los precios internacionales”,  y “la necesidad de asegurar la carne vacuna en la mesa de los argentinos”
  • Las declaraciones que el Ministro Martín Guzmán realizó en una conferencia en la Universidad de Entre Ríos donde expresa “hay que trabajar sobre acuerdos para quien produce pueda vender al mundo al precio internacional, mientras acá haya un precio más cuidado…”
  •  El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme,  quien expresó “en el marco de un mercado internacional afectado por la pandemia, es razonable que estudiemos los modos de asegurar la provisión de alimentos al mercado internacional, así como para la mesa de las familias argentinas”, y dejó entrever que para cumplir con ese objetivo, será necesario echar mano a más retenciones a las exportaciones,

Estas declaraciones desde el gobierno nacional, unidas a la “maldición” de exportar alimentos realizadas por la diputada Fernanda Vallejos no hace más que indicar la elevada  temperatura que parece quedará instalada en las negociaciones entre el campo y el gobierno.

4) Soy productor ¿Qué hago?

Algunos  caminos de salida

  • Como venimos  expresando en sucesivas columnas INVOLUCRATE con tus rurales. Acercate  y  uní tu voz. No esperes a que las cosas sucedan y luego busques culpables. 
  •  Generemos juntos ideas de cómo comunicar mejor, qué hace el campo, como lo hace apoyándose también en profesionales que sepan hacerlo, con estrategia y en otros medios. Y sobre todo también comunicamos con acciones, y omisiones, que son silencios que se pagan caro.
  •  Apalancate en las herramientas de los mercados de futuros para asegurarte precios sin comprometer mercadería,  al menos por los porcentajes que tengas compromisos financieros,  cubrirte de posibles aumento en retenciones que te lo están insinuando,  costos de alquiler que por lo general están fijados en soja o de materia prima  si agregás más valor, y necesitás cubrirte a la suba especialmente en soja.  
  • Refugiate en dólares vía insumos, dólar MEP , CCL  u otro activo en el que confíes

 “Quien te enfada te domina” dice una frase, así que a no perder los estribos que no te llevan a ningún lugar

Resumen y te saludo

Te compartimos evidencias concretas demostrándote:

  • Los precios que pagás en góndola, son entre 3,4 y 5 veces,  respecto al que percibe un productor en el campo
  • Los precios de leche y carne, están por debajo respecto a  otros ciudadanos del mundo.
  • Consecuentemente,  es una bendición que no necesitemos importar alimentos  y que produzcamos lo que el mundo demanda y estratégicamente valora.
  • Que el productor agrícola argentino, ya recibe un valor “desacoplado” por efecto DEX, que se ven agravadas actualmente por las restricciones cambiarias y diferencias de la industria. Del precio internacional, percibe el equivalente a un 35% en soja y casi un 48/47% en trigo y maíz.
  • El sector agroexportador,  genera 7 de cada 10 dólares que ingresan al país
  • Que los sucesos regulatorios, medidas de fuerza del sector  y declaraciones  de funcionarios anticipan un clima estival,  que estáría para quedarse en las negociaciones campo y gobierno

Depositar la culpa en el otro, es una declaración de incompetencia y de falta de compromiso en ser protagonista y buscar caminos de salida. 

Ya sabemos que el problema endémico argentino, es que se gasta más de lo que ingresa, y la receta siempre es la misma:  endeudamiento o emisión, que termina en más inflación, que es un impuesto que genera cada vez más pobreza.

El mayor “desacople”, lo que no encaja,  es que en somos un pais con potencialidad para alimentar a 600 millones de personas,  con   50% de pobres que no pueden alimentarse adecuadamente y prosperar.

Se equivoca el diagnóstico. El problema no es monetario. El problema es de producción e inversión para poder también exportar, y en Argentina prácticamente no hay actividad que pueda rendir por encima de la tasa inflacionaria, luego de satisfacer a un estado asfixiante que no deja espacio para sacar la cabeza a flote y respìrar.

No alcanza con ser un buen gestionador de los recursos, si no se genera un contexto que aliente el desarrollo.

Para poder distribuir riqueza, primero hay que permitir generarla, nivelar para arriba, educar, acoplarnos al mundo, exportándoles, y bendiciendo lo que nuestra tierra y el espíritu inquebrantable de su  gente nos permiten producir.

Mónica Ortolani
CPN -Coach Profesional
Agrofinanzas+Coaching y desarrollo de equipos

Consulta por nuestros programas
tonicaonline.com.ar
Seguinos en twitter @ortolanimonica
+5492364503026

esta columna fue publicada como columnista invitada en pagina principal en salvadordistefano.com.ar , en mercados granarios de Agroeducación y Agrositio a quienes agradezco haberla publicado y compartido

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *