, ,

HISTORIA INSPIRADORA

Ana Boracchia: impulsora incansable de la carne ovina y lana bonaerense


Noviembre, es el mes donde se conmemora a quienes ELIGEN  EMPRENDER. Hoy dia internacional de la mujer emprendedora. Uniendo mi ser mujer y mi amor por el campo, qué mejor que compartirte la historia de Ana Boracchia. Mujer rural de pura cepa, médica veterinaria, docente de alma inquieta, comprometida con la institucionalidad, y multiemprendedora incansable   que se animó a “tejer”,  el desafío de emprender con ovinos, posicionando su  carne y lana desde la provincia de Buenos Aires. Sí carne ovina y lana, en una provincia que no es de la Patagonia.  Inspirate en su historia, para abrirte a nuevas posibilidades que van más allá de lo rentable y productivo.


Back stage (detrás de escena)

Conocí a Ana, siendo ambas parte de Mujeres CRA (Confederaciones Rurales Argentinas). Un espacio donde  coincidimos ”te crecen alas gigantes en la mente para crear, colaborar y también te llena el corazón”, expresó.

La llamé muy tempranito, el jueves. Me contestó muy conmovida, en su trayecto camino a la escuela, a compartir el último día de clases, con sus alumnos de 6to año. Mientras se escuchaba de fondo en la voz de “La Negra” “Gracias a la vida que me ha dado tanto”.

Así, divisando un cielo azul divino, entre timbres, sonrisas y emoción, desde Exaltación de La Cruz, nos comparte su historia.

Mate en mano, desde mi escritorio en Junín, sólo me resta   imaginarlo mientras me dejo llevar por el entusiasmo y la  firmeza de su voz.

En el proceso, recibo otro audio. Le pido una foto de su pedacito de cielo, que a las 18,15, aún seguía divino.

el pedacito de cielo y los árboles de Ana desde donde compartimos esta nota

Imagina escucharla

Aunque no es “formal o periodístico”, elijo mantener su expresión en primera persona, para que imagines cómo te lo cuenta en su propia voz:

– “Acá estoy en recreo del colegio, desde una ventana, que se ve un cielo azul y árboles increíble.

Provengo de una familia irlandesa por parte de mi mamá, e italiana de parte de mi papá. Raíces que nos provocan un arraigo muy profundo, al que siempre volvemos. Nuestra casa de la familia en el campo, data de 1850.

Me emociona pensar y sentir qué dirían ellos, mientras estoy dando esta nota.  Sé, me están escuchando.

En lo profesional, soy médica veterinaria. Me recibí en la UBA (Universidad de Buenos Aires). Siempre me dediqué y estuve atenta a los animales “grandes” junto a mi hermano

Primero hacía diagnóstico a campo en bovinos, después estuve ligada a laboratorio, control de mastitis en tambo.  

De a poco fui entrando en el ámbito del ovino. Fui metiéndome en este universo, al que pertenezco.”

“Siento una PASIÓN que no se puede explicar con palabras.”
“Sólo sé que es el lugar en el que elijo y siento estar.”

La majada de Ana enuna postal increíble
Ana con Coco uno de sus carneros que siempre se le acerca cuando la ve pasar

Cuando ves estas fotos, comprendés por qué.

EMPRENDER con OVINOS

Así nos comparte sus primeros pasos en el mundo ovino y cómo fueron construyendo redes:

“Empezamos a transitar la producción ovina en campo propio. Tenemos una majada comercial y una cabaña.

No era suficienteTambién empezamos a entusiasmar a otros productores, porque veíamos una gran posibilidad económica y de vida.

Incluso en la provincia Buenos Aires, en campos dónde habían quedado divididos, o con puestos vacantes, con personal con pocas posibilidades de seguir, atender una majada, fue una justificación para mantener su puesto de trabajo.

Un paso más nos llevó a pensar, cómo nuclear a los productores. Así fue, que con otros profesionales, con entidades gremiales, escuelas agrarias, universidades, formamos la Mesa Ovina de la  provincia Buenos Aires, que está integrada por  distintas instituciones universitarias (FAUBA; Lomas de Zamora, UNCPBA), INTA, CARBAP, asociaciones de criadores de distintas Razas, INTI, diversas asociaciones de productores y la Sociedad Argentina de Perros Arrieros, entre otras.

Hemos desarrollado diferentes acciones posicionando al ovino como producción, a la carne ovina como alternativa, haciéndola más visible y dándole un impulso

También asesoro a productores, en forma independiente o junto a otros profesionales como  la Ing. Carola Raspo, de la Universidad de Río Cuarto, que acompañamos  a la Mesa Ovina de Villegas, donde hacemos asesoramiento,  manejo,  controles de preñez por ecografías.

Nuestro propósito es “promover la producción y el posicionamiento de la carne y lana  ovina”

Impulsando a las lanas bonaerenses

Continúa con voz entusiasta cmopártiendonos sus actividades para impulsar a la lana en origen bonaerense:

-“Nos ocupamos de darle valor, a otro producto tan noble como es la lana.
Desde el grupo de esquila provincia de Buenos Aires norte, estamos trabajando para que los productores le den valor a esta fibra, y no la tire, o la prendan fuego.

Esto hace que tengamos que tener en cuenta, cómo se obtiene esa lana. Somos muy cuidadosos en protocolos, creando conciencia de las buenas prácticas desde el productor.

Están contratando gente que tiene que crear bienestar laboral, bienestar animal y tratando de qué manera podemos vender mejor estas lanas gruesas, que no tienen el mismo destino que la lana Patagonia y que también queremos impulsar.

Esta lana es útil para mantas, para abrigo.  Con estas fibras se realizan tejidos maravillosos.

La novedad, es que hoy estamos haciendo paños que sirven para aislantes térmicos para construcciones en seco,  para heladeras, y cocinas, en vez de usar la lana de vidrio. Además es ign´´ifiga y es valorada para hacer alfombras para aviones y en hotelería.

Cuesta cambiar la mentalidad al productor, y comprenda que hay que defender el producto.

“Estamos convencidos que es el camino, aunque avancemos de a poco”.


-Además sos una docente muy activa,  comentanos tu hacer 

-“Soy profesora en un colegio secundario. Además, soy voluntaria en la escuela agraria, con alumnos de sexto y de séptimo que tienen orientación en ovinos. Estoy mucho con ellos en la escuela.  Asimismo, los llevo al campo para que puedan hacer las prácticas profesionalizantes.

También participo en la comisión de educación de CARBAP, que amo profundamente, y me sumo a algunos proyectos con el Ateneo de mi rural.

 – Qué te motivó participar en las instituciones,

 -Es un aspecto que descubrí circunstancialmente, de la mano de mi hermano

Él me decía  “hay que involucrarse,  participar, comprometerse . No alcanza con trabajar y atender a la familia”

Ahí descubrí que efectivamente no es suficiente.

Comencé a participar en mi rural en Exaltación de la Cruz, Campana  y Zárate. Siempre estamos pensando en cosas nuevas, creando, desarrollando y acompañando a los productores.



“Para mí es un espacio increíble de mucha alegría, pasión y compromiso”


En CARBAP, en este momento también estoy acompañando en la coordinación de la mesa de carnes alternativas junto a Gustavo Hardt de Soc Rural Gral. Guido.

Ingresar a Mujeres CRA, también fue un hallazgo, disfrutamos cada uno de nuestros encuentros.  Es un lugar donde uno puede acompañar, ayudar, colaborar, crear.  Siento como si la cabeza tuviera alas enormesEs increíble el poder enorme que nos da y además nos llena el corazón.

Hoy le agradezco a mi hermano profundamente,  que me haya  iniciado en la institucionalidad, porque creo que es el lugar. Hay mucho por hacer. Muchos te dicen: ¡No cobrás nada!…

Yo estoy ELIGIENDO ese camino. Al igual que el voluntariado en educación.
Todos lo podemos hacer. Si nos comprometeríamos más, lograríamos avances y transformaciones poderosas.

“Sin embargo, nada se logra sin la compañía,  el apoyo y un abrazo poderoso de la familia y los amigos”, concluye

.
 –¿Qué mensaje le darías a alguien que quiere emprender?

Sólo puedo decirles que encontrar “ése” lugar, donde te diste cuenta que tenés que estar, y que te llena y explota el corazón,  es lo mejor que te puede pasar.  

Te saludo

Releyendo y escuchando en mi mente la voz de Ana, puedo observar como se fue entrelazando su historia,  con un noviembre que nos conecta con la importancia de la “tradición”, el poder de las sabias “elecciones”. Elecciones cotidianas que parten desde nuestro metro cuadrado, y nos llevan a “emprender” nuevas acciones, sobre las que ejercer nuestra “soberanía”, desde un lugar de “poder” junto a  otros. Tejiendo puentes, con la fortaleza de la lana ovina bonaerense. Tan fuerte y noble como  el espíritu de Ana Boracchia. Una mujer que inspira, abraza e impulsa.

Gracias Ana por abrir tu alma, y tu hacer en pos del desarrollo económico ambiental y social desde  la actividad ovina en nuestra provincia.

También me despertás la conclusión que emprender va mucho más allá de la actividad productiva o económica. No es suficiente si no construímos vínculos, participamos y nos comprometemos, con una mirada sistémica en nuestros entornos.

¡Hasta la próxima!  Feliz fin de semana 

Seguinos en twiter @ortolanimonica o en instagram @tonicaonlineok
¿Querés emprender cambios  en tu gestión y tus equipos?
Nos ocupamos de tus grandes nutrientes: las personas y tus agrofinanzas

Este sábado a las 10 am escuchanos por laradiodelcampo.com o en su app
Este post tambien fue publicado como columnista invitada en salvadordistefano.com.ar

Mónica P. Ortolani
Contadora Pública Nacional
Coach Ontológico Profesional
Certificación AACOP – FICOP
www.tonicaonline.com.ar
monica@tonicaonline.com.ar
+54 9 236 4503026

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *