, ,

Felíz Día, “Hacedores”

Hacedores

En este día tan especial,  celebramos el Día Internacional del Trabajo, en conmemoración a aquellos sindicalistas conocidos como los Mártires de Chicago, quienes un 1 de mayo de 1886 fueron ejecutados mientras exigían mejores condiciones de trabajo.

Cuando pensamos en este día, especial  para los trabajadores, nuestro modelo mental nos encasilla en aquellos que “tienen un trabajo”, quienes tienen “un patrón”, quienes perciben una remuneración, quienes tienen un horario, quienes están “full-time”.

 Personalmente, prefiero ampliar la mirada y pensar, celebrar, alentar, inspirar, aplaudir,  reconocer en este día a todos aquellos que “HACEN”. A  los “HACEDORES”: emprenden, construyen, transforman, participan, interactúan, innovan, tienen ideas y las llevan a la acción, y también despliegan sus talentos en organizaciones.
No importa el contexto, si es cumpliendo o no un horario, percibiendo o no una remuneración. El tema es irnos a dormir, dejando el mundo un poquito mejor de cuando nos levantamos.
Ya no importa tanto “tener un trabajo”, sino “que el trabajo no te tenga”. Importa construir con pasión, con entusiasmo. Disfrutar nuestro “hacer”, desdibujándose  esto de “un equilibrio entre la vida personal y laboral”. No creo en ello. El disfrute es tal que puedo estar resolviendo un tema mientras cocino  para mis hijos sintiéndome feliz del logro, o estando  en plena construcción, salir a buscarlos a alguna actividad sin que ello altere el momento. Podemos encontrar un nuevo cliente a quien le compartimos nuestro proyecto o un nuevo producto,  mientras estamos esperando para jugar en la cancha de tenis. Ejemplos sobran.
Ya no importa tanto “buscar un trabajo”, sino “inventar, innovar, crear nuevas soluciones” que generen trabajo. Nuevas oportunidades, nuevas necesidades, nuevos conocimientos abren alternativas a nuevas profesiones y ocupaciones, liberando nuestro potencial creativo.
Ya no importa cuánto sabés, sino “que hacés con lo que sabés”.
Ya no importa cuánto tiempo es tu jornada sino “qué hacés” en ese tiempo. Que estés presente en cuerpo y mente. Que tengas una actitud proactiva y emprendedora siempre, independientemente de “la forma”.
Encontrar un propósitoYa no importa tanto la remuneración, sino encontrar “un sentido“, “un propósito” en lo que hacemos.
Creo, que las empresas, más que buscar personas, “o perfiles”,  que se adecuen a sus objetivos, las personas buscamos empresas o proyectos en sintonía con nuestro propósito de vida. Y eso no se negocia.
Hoy surgen nuevos retos para las organizaciones y las empresas donde reconocer, seducir  y retener talentos son tareas mucho más complejas que décadas atrás.
Siendo fiel a lo que SOMOS, a nuestros talentos  y a nuestros valores, con vocación de servicio y respuesta a los interrogantes del contexto, descubriremos el sentido de nuestra labor.  Y cuando eso sucede, la felicidad es tal que nuestro potencial se libera, motivándonos a seguir con mucha más fuerza y entusiasmo.

Me despido con una frase de Lao Tsé: “En el centro de su SER tienes la respuesta, tú sabes quién eres, y qué quieres. Busca en tu corazón y verás que la forma de HACER es SER”.

¡Feliz día “HACEDORES”!
Si te gustó el artículo compartilo. Podés dejar tu opinon tambien en mi página Tonica Potenciando talentos o escribirme a monica@tonicaonline.com.ar
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Celebren un muy feliz día del …¡HACEDOR@! como me gusta llamarnos. (y de regalito va esta columna que saco del baúl de los recuerdos  mi post  Feliz día hacedor@s) […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *