, ,

Cómo desplegar tus talentos

Aprendiendo a emprender. Aprendiendo a “hacer”

iHola! Cómo están? Feliz de reencontrarme con ustedes!
Si aún no lo hiciste te invito a que leas los blogs anteriores,  ya que hoy llegamos a la última “D”, de aquellas tres que definí para emprender: Descubrir, desarrollar y desplegar.

En el Descubrir, te pasé algunos “tips” para mejorar el autoconocimiento, y saber escuchar tu voz interior, ésa es tu “tónica”!. Como dice Ari Paluch: Para ser el Número 1, hay que ser UNO. Coincidencia?
En el “Desarrollar” compartimos la importancia de disfrutar el proceso de aprendizaje, ejemplos donde nuestros talentos pueden complementarse y cómo “co-crear”, ya que uno de los cambios de paradigmas principales del Siglo XXI es ver la creatividad e innovación como un fenómeno social, de intereses compartidos, de complementación de fortalezas, incluso públicas y privadas.
Cómo desplegar tus talentosAhora sí. Llegó el momento de desplegar las alas. Llegó el momento de entrar en acción.

Como las imágenes 3D, esta dimensión, la tercera, es la que da realidad al sueño emprendedor. La imagen que venimos desarrollando con tanta pasión, toma corporeidad. Ejemplos: abrimos el local; finalizamos ése dispositivo que le va a cambiar la vida a tanta gente; tenemos nuestra página lista para ventas on-line; lanzamos una red social para acciones solidarias; o estando ya en vuelo incorporamos nuevas actividades. Cada emprendedor sabe muy bien,  siente en su “estómago” cuál es “ése” momento, mezcla de orgullo, satisfacción, adrenalina, felicidad, como lo quieras llamar y.. pánico? Sí. Miedos?. Sí.

Te doy una receta para que no te “boicotees”: si te conectás con el propósito y sentido de tu emprendimiento, y podés imaginar el brillo en los ojos de esos clientes, satisfechos por el producto, servicio, o solución que estás ofreciendo; la sonrisa en el público que disfrutará a esa obra que hace meses venís ensayando, la admiración y comentarios de quienes aprecien ésa obra de arte a la que con tanto amor te dedicaste; el ahorro de consumo de energía que puede provocar ése aparato que estás diseñando, o como yo ,en este momento escribiendo estas líneas, pienso en cómo puedo ser útil, te puedo asegurar que conquistarás ese coraje que te llevará a la acción. Enfocarse en el objetivo, en la solución, en nuestra propuesta de valor hacia los demás, es la tecla liberadora de la adrenalina para que tus alas se abran y eches a volar. A disfrutar del vuelo!.

Es indiscutible el rol social de los emprendedores, no sólo porque aportan alrededor del 80/90% de la generación de los nuevos puestos de trabajo, sino porque encarnan actitudes que la sociedad valora: pasión, liderazgo, coraje,  audacia, optimismo, entre otras.

Andy Freire en su libro Argentina Emprendedora, cómo innovar puede producir cambios decisivos en el destino de un país”, inicia así: Argentina tiene un dilema: es uno de los países más emprendedores del mundo y, sin embargo, posee una de las tasas  de éxitos más bajas del planeta (alrededor del 80% de los proyectos no sobrevive los dos años).

Te preguntarás. ¿Cómo hago para no caer en ese 80% de fracasos?. Las fallas las tenemos en “hacer”. Nuestras expectativas fueron ambiciosas, las cosas no se dan en los plazos esperados, después de haber lanzado tu línea de productos, te encontraste que la marca ya estaba patentada, y  muchos más que desarrollaremos en futuros blogs. Calmar nuestra ansiedad y desafiar la “cultura de la instantaneidad” a la venimos acostumbrados, es todo un reto. Seguramente tengamos que hacer muchas correcciones en el viaje.  Mucha práctica, perseverancia,  y disciplina.

Un consejo muy importante que aporta nuestro gurú de la creatividad Eduardo Kastikaen su libro “Anímese a Emprender”, es definir en qué basaremos nuestra diferenciación y en “eso”, invertir el triple de lo que invertiría la competencia.(sí! El triple).  La  cadena gastronómica Rock & Feller’s. Es un caso concretamente exitoso,  han invertido quizás,  más del triple, en su diferenciación y generación de  “ése” clima que los hace únicos, acompañado de una excelente atención, menúes prácticos, sabrosos, bien presentados, y a un precio razonable considerando, lo bien que la pasas. Lograron posicionarse, dejar “una huella” en tu mente. Si vas a Rosario o Córdoba muy probablemente almorzarás o cenarás allí. Tuve la oportunidad de escuchar  personalmente a su fundador  Guillermo Rosental en la Semana del Emprendedor 2015 en Rosario  quien compartía la experiencia de cómo fue fiel a sus convicciones, aunque todos sus amigos le decían que era disparatado, e iba a perder dinero.

Muchas veces el emprendimiento nos pide  que tengamos que dejar de hacer “esas cosas” que nos llevaron a iniciarlo. Por ejemplo si sos chef y ponés un restaurant seguramente tengas que delegar en parte el  “cocinar” para ir a ver proveedores, seleccionar adecuada materia prima, hacer visitas a empresas para que te cierren eventos, reunirte con la agencia de publicidad. O bien, recomiendo apoyarte en personas de tu círculo de confianza, eso que llamamos de “tu riñon”, que te ayude en estos primeros pasos tan demandantes. Construir un excelente equipo al inicio es fundante, porque ellos te acercarán otras personas en sintonía con la cultura que querés instaurar. Aunque siempre debe estar “ese sello” que sólo vos, podrás hacer se conviertan en detalles apreciados por tu cliente.

No quiero dejar de mencionar que nuestro país cuenta con muchas incubadoras de empresas que brindan asesoramiento, capacitación, asistencia financiera, mentoring,. permitiendo que el 80% de los emprendimientos supere los 3 años de vida.( Endeavor, Empretec, Emprear, Njambre, Incutex, Wayra,etc).

Si bien no hay recetas únicas, debemos respondernos sinceramente para qué estamos emprendiendo y en esto tambien me apoyo en Eduardo Kastika :

1) ¿Para sobrevivir? Puede que sólo te comprometas tibiamente a ver qué pasa.

2) ¿Para mejorar  tus ingresos? Al inicio va a ser complementario y en el algún momento vas a tener que definirte. Si no te abocás al 100 no esperes resultados trascendentes.

3)¿ Para lograr una real transformación? Y cuando hablo de transformación hablo de  ese “algo más”, que nos permita superarnos a  nivel personal  y generar un impacto positivo en el mundo. Generalmente los emprendimientos que nacen como respuesta a este último interrogante, son los más exitosos y perdurables.

Como dice Andy Freire El verdadero secreto de un buen emprendedor es seguir su pasión y abocarla  en algo que termine cambiándole la vida a la gente”.

Cierro estas “3D” con un caso concreto, Gino Tubaro, este joven y ejemplar emprendedor argentino, destacado por Obama cuando visitó nuestro país, aunque su historia empezó a conocerse  en el 2014 cuando desde su impresora “3D” (que él mismo desarrolló desde “cero”), imprimió una prótesis para la mano de Felipe Miranda, un niño de Chaco cuya necesidad detectó en Facebook a través un mensaje de su madre. Desde su laboratorio Atomic Lab continúa desarrollando inventos orientados a la impresión 3D, salud, tecnología y entretenimiento, además de participar activamente  en la sociedad.

Su pasión innata de inventor, unida a  un proceso de  aprendizaje, prueba y error, -que arrancó desde sus 6 años cuando desarmó la plancha de su madre para convertirla en un robot-, se volcaron al servicio, a la solución de tantas personas que necesitan de sus desarrollos para mejorar su calidad de vida. Esto  es lo que él y sus posteriores inventos, y participaciones repliquen éxitos. Porque una vez que  iniciás, volás, reinicias el ciclo ,vas descubriendo nuevos talentos, nuevos aprendizajes y nuevos desafíos.

Aquí te dejo la página donde podrás ampliar la información, premios internacionales que ha ganado: www.ginotubaro.com.  En youtube encontrarás muchos videos y conferencias.

Sé que nos seguirás sorprendiendo Gino. Orgullo argentino. Ejemplo a seguir.

Espero algún día,  poder contar en este blog,  la historia emprendedora de algún  lector que se haya sentido inspirado por algunas de estas líneas compartidas.

Ése es mi sentido y mi propósito ayudarte, animarte, inspirarte a llevar a la acción esas ideas creativas que laten fuerte en tu corazón.

 “Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que hiciste.  Así que suelta amarras y abandona el  puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora, sueña, descubre”. Mark Twain.

¿Y? ¿Qué esperas?  ¿Qué es lo peor que puede pasar?.

Deja tus comentarios en Tonica Potenciando talentos o escribime a monica@tonicaonline.com.ar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *