, , ,

El campo: ¿está mejor?

A la semana de un nueva era que tanto nos costó habilitar, la esperanza afirmada de una mejoría para el sector,  agrega  interrogantes que vuelve a encender el debate. El campo ¿está mejor?

En esta columna desgranaremos algunos números para que puedas elaborar tu propia respuesta y, seguramente formularte nuevas preguntas para gestionar tu negocio, en una nueva Argentina que despierta ilusión.

Vayamos al grano

En el siguiente cuadro se comparan las cotizaciones disponibles actuales de los principales cultivos y las correspondientes  al 07/12, (último día hábil previo a la asunción de nuestro Presidente Javier Milei)

Se agregan, los valores correspondientes a variantes centrales de dólar y el gasoil, dado que se está en plena cosecha de fina y siembra de gruesa.

elaboracon propia

Como puede observarse, los granos mostraron un incremento nominal en pesos y su equivalente a dólar MEP, de un 21% para el trigo, 22% para maíz y un 17% para soja.

Sin embargo, la devaluación del dólar Com. A 3500 fue del 120%.  A una inflación que ya en los primeros 15 días, según Ecolatina, acumula un 18,1%, esta mejora se pulverizaría antes que suenen las campanas de un nuevo año.

La semana, nos trajo un dólar exportador de la era Massa ,“remixado” a 80 oficial -20 CCL: $ 838. Nació un nuevo protagonista: el dólar importador que cotiza a $ 941, y que surge de adicionar un 17,5% por impuesto PAÍS.  

Nace así, para los productores argentinos, una nueva brecha entre el dólar al que le liquidan sus granos y al que le cobran sus costos.

Dado el retraso ficticio del dólar de la gestión anterior, al que debían facturarse las importaciones, los insumos importados y maquinarias,  están inflados en dólares. Deberían ajustar a la baja

Pasemos al  gasoil, que trepó al igual que el dólar oficial a $ 801, aumentando un  88%. Si bien es lógico vayan acomodando los precios relativos, los granos perdieron capacidad de compra, en un momento crítico.

En el siguiente cuadro se expone la comparación de toneladas necesarias para llenar un tanque de gasoil con 1000 l.  Así,  el productor,  necesitará un 55% más trigo,  53% más de maíz y un 60% más de soja,  respecto hace 8 días,  para pagar el gasoil.

elaboracon propia

El campo ¿licuó sus deudas?

Vayamos a la cruda realidad. El productor, ante una sequía desvastadora, lo que está cosechando  es para pagar deudas de dos campañas y más también.

Quienes hayan seguido nuestros consejos, anticipando la compra de insumos con financiamiento en pesos, hoy se encuentran mejor posicionados,  y necesitarán vender un 50% menos de granos, para honrar sus compromisos.

Sin embargo, más del 50%  del capital que los productores necesitaron para sembrar (léase enterrar dólares),  se  financiaron  gracias al apoyo de la cadena comercial, con forwards,  en dólares .

Los invito a desgranar los números, en dos escenarios contundentes:  si cumplió antes o después de la devaluación. Además se tiene en cuenta, si el productor ha fijado o no precio de su grano, para honrar una deuda de U$s 10.000

  1. Honró sus compromisos el 7/12:
análisis propio

Suponiendo que el 8/6 compró urea por U$s 10.000, quien haya fijado precio cerró forwards por un equivalente a 44 tn de trigo, 50 de maíz o 27 de soja de acuerdo al grano de su preferencia.

El 7/12 apurándose a cumplir antes de la devaluación entregó sus granos. Tal fue su sabor amargo de ver su trigo liquidado a $ 81.992 cuando el disponible cotizaba a $ 146.500. ( para no hacerla larga imaginen para el resto de los cultivos). Así tuvo que entregar 20 tn más de trigo, 21 de maíz o 12 de soja, respecto a si no hubiera fijado precio.

¿Es correcto este proceder? Depende de lo acordado en cada forward, ya que es un contrato entre privados. En anteriores versiones de dólar soja 1, 2, 3…etc cuando se pesificaban los contratos  con precio hecho,  se aplicaba el tipo de cambio diferencial. Sin embargo , quienes hayan participado en mis clases en Agroeducación y Bolsa cereales de Córdoba,  los alertaba de la importancia de leer los contratos.   Ya había casos de exportadores donde mencionaban explícitamente que sólo se aplicaría el tipo de cambio oficial.

Para quienes habían fijado precio, entregar antes de la devaluación, implicó pérdidas  entre $2,6 y $2,9 millones según grano, cada U$s 10.000.

La pregunta del millón ¿Quién se quedó con la diferencia? ¿Existe una trazabilidad que esas toneladas que se le pagaron al productor a tipo de cambio oficial se exporten  aplicando dicho valor y no el diferencial? ¿Se investigará?

2. Honró sus compromisos el 15/12

análisis propio

Igual análisis ante el escenario de cumplimiento el 15/12 a un tc oficial de $ 801. Si los exportadores son coherentes respetando los contratos, deberían liquidar el trigo a $ 180.225, el maíz $160.200 o la soja a $ 292.365. Dichas diferencias , deberían quedar en pesos a favor del productor para nuevas compras.

Quien haya fijado precio,  si entregó post devaluación habría obtenido un ahorro  del 8% en toneladas en el caso de haber comprometido soja, un 4% de maíz  y casi indiferente en trigo, con ganancia entre $ 100.000 y 613.000 según grano.

Considerando que la mayor parte de la mercadería está sin fijar precio, dichos porcentajes representan la necesidad de vender más grano para pagar compromisos.

Conclusiones

“No por mucho madrugar, se amanece más temprano”.

Los cambios en las reglas de juego,  obligan a estar despiertos y hacer los números antes de seguir repitiendo hábitos comerciales y de logística aprendidos. “Yacaré que se duerme, es cartera”

¿Aumentan las retenciones?

Inesperadamente vuelven a encenderse las alarmas. No puedo dejar de mencionar el proyecto de ley, por el cual aumentarían los DEX (retenciones a la producción), al 15% para todos los ítems. Sólo quedaría , exceptuada la soja en un 33%.

Esta situación ha provocado debates, dividiendo las aguas entre quienes dicen que hay que apoyar y productores que se sienten defraudados. Es que se prolonga el mismo esquema de dólar diferencial del ex Ministro Massa, sólo que «remixado» en un 80-20. Recordemos el agravante del aumento de combustibles en una época clave,  más impuestos a la  importación. Este combo  provocará pérdidas para campo alquilado en zona núcleo de U$s 66/ha en soja y U$s 9/ha en maíz, tal puede leerse en la columna de Salvador Di Stefano, del pasado viernes.

Confiemos en la capacidad de escucha del nuevo equipo de la Secretaría de Agricultura Ganadería y Pesca, liderada por el reconocido investigador y profesor Fernando Vilella quien aseguró:  “coincidimos con la Mesa de Enlace en la preocupación por esta suba; y por eso nos comprometimos a llevar a cabo una mesa de trabajo y seguimiento para evaluar la situación de la lechería y las economías regionales caso por caso“.

Me permito sacar del baúl de los recuerdos, una infografía de FADA, donde mide el impacto positivo para el país cuando se bajaron retenciones.

Fundación FADA

Para pensar y actuar

Hace exactamente un año, todos estábamos unidos por el sentimiento de una Argentina campeón mundial.  Con  CREERLO posible, trabajo en equipo, talento, disciplina, determinación y coraje, podemos lucir con orgullo esa tercer estrella dorada, que parecía inalcanzable.

A 40 años de democracia, sólo deseo que el mismo sentimiento nos una, para escribir con esperanza un nuevo capítulo de nuestra historia,  que nos permita dar vuelta la página .

#AgroDibus Creación propia #Visual Thinking

Todos queremos una Argentina mejor, que nos retorne a los caminos de paz, educación y prosperidad que supimos transitar, y vinieron a buscar nuestros bisabuelos.

Como sector tenemos el reservorio de valores para acompañar los cambios, aunque construyendo con temple  puentes de comunicación, que nos unan, marcando con respeto los errores que están a tiempo de evitarse. Tenemos el compromiso moral y la convicción de cuidar este nuevo camino

¡VAMOS ARGENTINA CARAJO! Nos merecemos un mejor destino. NOS VOLVIMOS A ILUSIONAR

Columna publicada en Agroeducación

Mónica Ortolani – tonicaonline.com.ar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *