, , ,

¿TUS NÚMEROS en ROJO?

3 Puertas de salida para que dejes de apagar incendios

Si como empresario PYME o productor, te sentís como un bombero apagando incendios, y aún así tus números tiñen de rojo, esta columna es para vos. Acompañame y te muestro otras puertas de salida para que puedas oxigenarte y logres, como el camaleón, tus números cambien de color.

Sincerate ¿Qué puerta venís tomando?

A que me juego, tomás alguna de estas tres puertas (o todas) :

 

 

  • Banco: Salís corriendo a descontar como loco los cheques que ingresan, o te autoricen sobregirar en descubierto.
  • Impuestos: postergás el pago de todos los impuestos posibles
  • “Achique”: cancelás publicidad, capacitaciones, consultorías, reducís tus gastos a full y te convertís en un “Rambo” recortando lo que encuentres a tu alcance.

 

¿Existen otras puertas de salida?

Muchas. Hoy te invito a que recorramos, 3 que seleccioné especialmente para vos:

 

SALIDA 1: MEDIR y PROYECTAR

Si bien no hay que enamorarse de los números,   ellos constituyen una especie de brújula-semáforo.  Nos orientan y nos muestran alarmas. Lamentablemente, muchas PYMES y productores, no conocen sus números y así andan por el mercado, como en penumbras y desorientados. Es necesario conozcas: donde estás parado y hacia dónde vas.

¿Donde estás parado?

Dos cosas son importantes:

  • 1) Cómo llegás a ellos: identificar que no estés omitiendo, o “escondiendo” como cuando jugás la solitario y te hacés trampa.

 

  • 2) Identificar cuáles son las causas del síntoma, para aplicar la solución Es como cuando levantás fiebre y vas al médico. Te indica análisis y estudios para saber qué origina tu malestar, para recetarte el tratamiento adecuado. Analógicamente, vale para la salud de tu negocio. Es importante diferenciar en dos tipos de causas:

Causas económicas

 Los números no cierran porque tu facturación no alcanza a cubrir tus costos. En este enfoque los datos se toman por lo “devengado o facturado”.  Si éste es tu caso, y antes de tomar una decisión de salida, sugiero analices cómo expandir tu torta de ingresos vía diferenciación y propuesta de valor (ya te compartí muchas columnas al respecto), revisar los canales de venta , cómo reinventar, diversificar y escalar tus productos,

incorporar servicios. En los costos ser muy asertivo en cuáles reducir o eliminar y su impacto será menor que decisiones sobre ventas.

Causas financieras

Se produce por un descalce de tiempo, entre el momento que se hacen efectivos los ingresos y los egresos de fondos. Existe un concepto que no todas las pymes y emprendedores calculan, que es el ciclo de negocio:

Te lo explico con un ejemplo simple:  si a tus proveedores le pagás a 30 días, si esos mismos productos, en promedio, tardan 60 en ser comercializados y  90 días más en ser cobrados, significa que tu ciclo de negocio es negativo en 120 días. (30 –  60 –  90 = (120))

Si  es tu situación, vale la pena revisar, cómo se pueden mejorar tus procesos de venta y cobranza. Recuerdo el caso de un cliente, donde pudimos evitar su necesidad de financiamiento bancario de corto plazo, reduciendo los tiempos de logística, y mejorando en consecuencia, los tiempos de cobranza. En otro caso, revisamos los tiempos en los que los  cheques tardaban en llegar y generamos cuentas recaudadoras en bancos, para acelerar el proceso.

El desfasaje por capital de trabajo, es una de las principales causas de ahogo financiero, ya que es la que se termina “aspirando” la rentabilidad del negocio.  En mi columna ¿Cual es la tasa máxima a la que puedo endeudarme? en la web del economista  Salvador Di Stefano, te aporte ejemplos y ejercicios para que logres  endeudarte a una tasa inferior a tu EBITDA y apalancar tu negocio.

¿Estás trasladando los costos financieros por financiamiento de capital de trabajo en tu precio? Si no lo haces, impactará a nivel económico, incluso puede llevarte a recurrir a más financiamiento, convirtiéndolo en un alud que terminará con tu negocio. De allí que ambas causas puedan coexistir.

 

¿Hacia dónde vas?

Una herramienta mínima, que recomiendo comiences a  utilizar, es tu flujo de fondos proyectado, y no el que llevás al banco, a 5 años  para un crédito. El tuyo, el que necesitas para anticipar en qué mes, semana o día vas a tener sobresaltos y así puedas actuar con mayor previsión y sentirte más tranquilo.

Aquí el enfoque es “por lo percibido”, es decir en el mes en que se van a efectivizar. Muy atentos a considerar las cuestiones impositivas, impacto de modificaciones en tipo de cambio y analizar cómo podría impactar un cambio en la estacionalidad de tu negocio.

Una muy buena práctica, es que logres implementar un pequeño “Tablero de Control” donde definas los indicadores básicos de gestión financiera, económica y de producción para monitorear la gestión integral de tu negocio. Además es necesario que, en base a tus objetivos y parámetros internos, definas las señales de alertas. Es como si tu vehículo, es tu empresa y tu tablero de control, al igual que el de tu auto, te indica cuando te va a faltar “combustible”, se eleva la presión de aceite o temperatura

 

SALIDA 2: LIDERAR TU TIEMPO

Tenés 24 hs igual que todo el mundo. Sin embargo, mirás a tu alrededor y hay gente que logra, prospera y muy interiormente sabés que no es cuestión de suerte. Es consecuencia de enfoque, saber priorizar, organización, disciplina y persistencia.

Sos el dueño de tu tiempo. Es tu página en blanco cuando despiertas. ¿Con qué acciones elegirías completarla? Que lo importante para vos no te sea arrebatado por urgencias de los demás, que muchas veces no son tales.

¿En qué se te va el día? ¿Te estás ocupando de lo importante o de lo urgente? ¿A qué le estás dando prioridad? El archiconocido best seller, los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey, sigue vigente. Una de las herramientas más conocidas que aporta, es categorizar tus actividades en 4 cuadrantes que se generan de la combinación de URGENTE e IMPORTANTE y se resumen en el siguiente gráfico:

 

¿En qué cuadrantes te encuentras la mayor parte del día?

Vas a lograr dar el salt,o y consecuentemente revertir tus números, si te mudás y habitás en el cuadrante II: construís  relaciones, planificás, asignás tiempo a la prevención, la ideación y creatividad, etc. . De esta manera vas a disminuir los tiempos de crisis y urgencias del cuadrante I.

Tendrás que afectar menos tiempo al cuadrantes III, (que es un tiempo que te marcan las urgencias  “los otros” y donde más estás apagando incendios) y tendrás que ejercitar el decir “NO”. El cuadran IV debería ser el más fácil de evitar, aunque a veces son las “excusas” que te ponés para no dedicarte a LO IMPORTANTE”.

También te invito a que pares la pelota y categoriza tus tareas en:

  • No sabés hacer
  • No te gusta hacer
  • No debés hacer por más que las sepas

A todas: ¡DE-LE-GA-LAS! En alguien de tu equipo, tu familia o externo. Quizás pienses que elevas tus costos.  ¿Qué pasaría si ése tiempo que te desgastas en cuestiones que te pesan, lo aplicas a generar relaciones, planificar, idear para cambiar la realidad de tu negocio?

Como empresario es más importante que asistas a ferias, investigues nuevos materiales, generes alianzas tranqueras afuera, te reúnas con tu gente a generar nuevas ideas, que estar limpiando y ordenando cajas o respondiendo a las urgencias de grupos de WS que no te interesan.

Mientras estás haciendo todas esas tareas que no te suman, la competencia está visitando ÉSE cliente que aspiras llegar.

 

Cuando pierdes el tiempo, te arrebatan oportunidades.

                                                                 Mónica Ortolani

 

SALIDA 3:  CONVERSAR

Como Coach Ontológico Profesional, me permito resignificar el poder de las conversaciones.

El lenguaje nos distingue como especie. A través de él generamos realidades diferentes y como diría el MCP Alejandro Marchesán . Un futuro diferente está a una conversación de distancia. Y te pregunto:

¿Con quiénes te faltan conversaciones para generar el futuro que querés alcanzar?

Muy probablemente  muchas conversaciones.  Con vos mismo, con tu equipo, clientes, proveedores, colegas, familiares, con otros integrantes de la cadena.

Las puertas 1 y 2 las vas a poder abrir,  y lograr salir,  si generás conversaciones poderosas. De vos depende.

 

Mi saludo

El sentido de esta columna fue mostrarte nuevas puertas que te permitan salir de la situación en que estás,  liberar tu mente y despertar tu capacidad creativa,  para generar un  impacto positivo en tus resultados.

MEDIR donde estás parado, PROYECTAR tus finanzas para preveer, implementar un tablero de control, aprender a desarrollar nuevos hábitos que te permitan gestionar mejor TU tiempo, y llevar a la acción CONVERSACIONES PODEROSAS, son algunas de las puertas posibles.

Ojalá te haya  sido útil al menos para plantearte la necesidad imperiosa de realizar cambios, si querés resultados diferentes.

Si te gustó el artículo o puede serle útil a algún amigo, compartilo.

Si no podés distiguir las causas, no encontrás la puerta salida, aquí estoy y puedo ayudarte con mis servicios de capacitación, coaching y consultoría, para que mejores tu potencial de liderazgo y gestión y puedas abrir puertas que te conduzcan anuevas oportunidades de negocio.

Me encantaría me escribas si a partir de este post tomaste alguna acción que te permitió sacarte el casco y dejar de apagar tantos incendios.

Te comparto que ahora podrás escucharme por laradiodelcampo.com los sábados a partir de las 10,30 am,  miércoles 18:00 hs y Jueves 15 Hs.

Te invito a que pongas un Me Gusta a mi face page Tónica Potenciando Talentos,   suscribirte a mis news en tonicaonline.com.ar . Podés  seguirme en twitter como @ortolanimonica

Esta columna también fue publicada en Informes – Para pensar – en la web de Salvador Di Stefano

2 comentarios
    • Mónica Ortolani
      Mónica Ortolani Dice:

      Muchas gracias Carlos. Invitado a debatir o comentarme otros problemas que te afectan como emprendedor y asi generar contenidos de valor. ¡Exitos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *